media

Tras el regreso de la Bundesliga en Alemania, La Liga NOS en Portugal, LaLiga Santander en España y el Calcio en Italia, hoy llega el turno de la Premier League. Con un Aston Villa – Sheffield United (19:00 h.) y un Manchester City – Arsenal (21:15 h.) se reanuda el fútbol inglés.

Aunque todos estábamos deseando que el balón volviera a rodar en Inglaterra, si hay un equipo y una afición especialmente contentos, esos son el Liverpool FC y su hinchada. Los Reds eran los que más interés tenían en acabar la temporada ya que hicieron sus deberes, y con nota, en sus primeros 29 partidos ligueros en los que consiguieron 27 victorias, un empate y una sola derrota, sacando 25 puntos al segundo clasificado, el Manchester City.

Una temporada así merecía ser celebrada sobre el campo, y así lo será, pues al Liverpool solo lo separan 5 puntos de conseguir, por fin, su ansiada Premier League. Los de Klopp arrastran una maldición en la liga inglesa de 30 años. Pese a haber ganado Champions Leagues, UEFAs y copas de Inglaterra… la maldición de los Reds ha querido que no sean capaces de levantar una liga inglesa desde 1990, hace 30 años.

Curiosamente, la liga inglesa se modernizó y tomó el nombre de Premier League en la temporada 92/93, por lo que el Liverpool no ha conseguido a día de hoy ganar ni una sola Premier League, pese a ser el segundo club inglés con más títulos ligueros (18), solo superados por el Manchester United (20).

La obsesión con la Premier League en Anfield Road era tal que este año muchos reconocían que la competición doméstica era mucho más importante que volver a repetir la Champions League ganada la temporada pasada, algo que muy pocos clubes y aficiones dirían. Por eso, la excepcional racha liguera del Liverpool tenía contentísimos a los suyos, hasta que llegó el parón futbolístico. 

Los peores augurios anunciaban que la competición podría quedarse sin un ganador, y esto hizo sobrevolar el fantasma de la maldición y la mala suerte histórica de los Reds con la Premier. Ya en 2014 la maldición tuvo uno de sus capítulos más crueles con el Liverpool. En aquel entonces, el Pool estaba entrenado por Brendan Rodgers, y contaban con Steven Gerrard y Luis Suárez como grandes estrellas. En aquella temporada parecía que, por fin, acabaría la mala racha y ganarían la Premier League. Hasta que, a 2 jornadas del final, con todo de cara, un resbalón de su estrella Gerrard dejó solo a Demba Bá, el delantero del Chelsea, para perder un partido que a la postre significó tirar la Premier League y entregársela al Manchester City.

Por ello, el parón liguero hizo que en Anfield se volviesen a temer lo peor. Hasta que, al fin, se acordó la vuelta de la Premier League, y Klopp y los suyos pudieron respirar aliviados. Podrán acabar con la maldición, ganar el título que tanto se merecían, y proclamarse campeones en el terreno de juego, no en los despachos, como se decía. Ganar sobre el campo es lo que se merece un equipo de récord como es este Liverpool de Jürgen Klopp.

Ahora que estás al tanto de las novedades de la Premier League, encuentra los mejores pronósticos deportivos en nuestra casa de apuestas.