media

5- FC BARCELONA 3 – 1 MANCHESTER UNITED (2010/2011) 

Este partido fue el culmen del Barça del tiki-taka. Guardiola dirigió a FC Barcelona durante 4 temporadas, y esta final se suele analizar como lo mejor de aquel equipo histórico. Aunque el resultado fue bueno, quedó corto para el fútbol mostrado por los culés, que dominaron el partido y dieron una exhibición de juego de toque, de triangulaciones, de paredes rapidísimas y de diversión para el espectador. 

Ante uno de los últimos grandes equipos del United, que contaba con Rooney, Giggs, Nani, Scholes, Van der Sar, Ferdinand, etc, aún entrenados por Sir Alex Fergueson. Además, la final se disputó en Wembley, Inglaterra, y los Red Devils querían vengarse de la final perdida ante el Barça dos años antes.

El Barça no dio ninguna oportunidad; hablamos del mejor momento de jugadores como Valdés, Alves, Piqué, Puyol, Abidal, Busquets, Xavi, Iniesta, Pedro, Villa y Messi… un equipo de leyenda. 22-4 fue el resultado de disparos a lo largo de la final, que definía mejor lo vivido aquella noche que el 3-1 del resultado.

4- CHELSEA FC 1 – 1 (4-3 pen.) BAYERN DE MÚNICH (2011/2012)

Fue una final muy inesperada, ninguno era uno de los favoritos a ganar la Champions League, pero nos regalaron una de las finales más emocionantes de las últimas décadas. Ambos dieron la sorpresa eliminando a los dos favoritos de la competición: Real Madrid y FC Barcelona. Los blancos cayeron en la tanda de penaltis ante el Bayern, y los blaugranas ante el Chelsea tras una eliminatoria heroica de los Blues.

La final se disputaba en el estadio del Bayern de Múnich, el Allianz Arena, por lo que los alemanes fijaron esta edición de la Liga de Campeones como un año clave para la consecución de un título que se les resistía desde 2001. Y parecía que la tenían hecha cuando los bávaros se adelantaron en el minuto 83 con un gol de Thomas Muller. Pero Didier Drogba no había dicho su última palabra, y en el 88 empataba, callando al Allianz y llevando el partido a la tanda de penaltis. Los londinenses acabarían llevándose la Champions en la casa del Bayern en una final de infarto.

3- REAL MADRID 4 – 1 ATLÉTICO DE MADRID (2013/2014)

Otro de los grandes partidos de infarto que nos han deparado las finales de la Champions League del s. XXI fue en la edición de 2014 disputada en el Estadio da Luz, que enfrentaba por primera vez en la historia a dos equipos de una misma ciudad en la final de la máxima competición europea. 

El Atlético de Madrid acababa de proclamarse campeón de LaLiga y buscaba el doblete consiguiendo la Champions League en una temporada de ensueño. Tras haber eliminado a AC Milan, FC Barcelona y Chelsea FC por el camino, ya solo les quedaba el Real Madrid. Y todo pintaba bien gracias al gol de Diego Godín en el minuto 36. 

Los colchoneros no sufrían en exceso y ya acariciaban su primera copa de Europa, hasta que en el minuto 93 llegó Sergio Ramos para empatar el partido cuando ya se acababa. A partir de ahí, los de Simeone se hundieron en la prórroga para acabar cayendo por 4-1, y el Real Madrid conseguía la ansiada Décima, que se les resistía desde hacía 12 años. 

2- REAL MADRID 2 – 1 BAYER LEVERKUSEN (2001/2002)

El mundo entero recuerda esta final. El Real Madrid de los "Galácticos" llegaba como favorito a la final en el mítico Hampden Park de Glasgow, pero el Leverkusen hizo un partido memorable que puso contra las cuerdas a los blancos.

El Real Madrid se adelantó con gol de Raúl González nada más empezar el partido, pero rápidamente empataban los alemanes con gol de Lúcio. A partir de ahí esta final nos dejaría dos de los momentos más históricos de la competición y con los que el Real Madrid se proclamaría campeón de Europa: la bolea de Zinedine Zidane, uno de los mejores goles de la historia del fútbol, que ponía a los blancos por delante, y la actuación de un jovencísimo Iker Casillas al final del partido, salvando al Real Madrid hasta con 3 paradas claves en el tiempo de descuento. 

1- LIVERPOOL FC 3 – 3 (3-2 pen.) AC MILAN (2004/2005)

Por último, la final más loca que se recuerda. Un partido que solo se podría dar en la ficción, pero que se dio en la realidad. La edición 04/05 de la Champions League acabaría con su final en Estambul, en un choque que a priori contaba con un favoritismo claro del que era el mejor equipo del mundo por aquel entonces, el AC Milan de Ancelotti. Un conjunto con jugadores como Dida, Cafú, Nesta, Maldini, Pirlo, Gattuso, Seedorf, Kaka’, Shevchenko o Crespo.

Del otro lado, el Liverpool de Rafa Benítez, que se había colado en la gran final por sorpresa, y que apenas contaba con estrellas mundiales por aquel entonces, salvo su gran capitán Steven Gerrard. Pero eso sí, era un equipo con un corazón y una capacidad de superación tremenda. 

Al descanso se cumplían todos los pronósticos, y los italianos aplastaban al Liverpool por un claro 3-0 con goles de Maldini y Crespo (x2). El partido estaba hecho, pero aquí entra el gran corazón de los Reds, y su capacidad de creer incluso con un partido tan en contra. Así, en tan solo 6 minutos, el Liverpool fue capaz de anotar 3 goles y empatar la final gracias a Gerrard, Smicer y Xabi Alonso. El partido se iba a los penaltis, pero ya no se le podía escapar a los de Rafa Benítez, que vencieron en la tanda de penaltis y culminaron el mayor milagro que se recuerda en una final internacional.

Y ahora, encuentra todas las cuotas para apostar en la final de la Champions League.