media

Desde los inicios, el alcohol y el tabaco siempre han estado presentes en el cine y las series de televisión. Pero poco a poco, tanto la sociedad como las leyes, comenzaron a censurar el tabaco y cada vez vemos menos escenas de los personajes fumando. Se puede decir que los cigarros han perdido glamour en las pantallas, pero esto es algo que no ocurre con el alcohol.

Las copas son una seña de identidad más de muchos personajes. Así vemos al descuidado Homer Simpson atiborrándose de cerveza cada vez que pisa el bar de Moe, al sibarita Don Draper con sus tragos del sofisticado Old Fashioned en Mad Men, a los jóvenes desenfadados de Friends con sus chupitos en Central Perk o el Cosmopolitan, el cocktail de fruta ácida de la emocionalmente promiscua Carrie Bradshaw en Sexo en Nueva York.

media

Muchos se preguntarán "¿Qué y cuánto se bebe en televisión?". Pues depende. Predomina con un 20% el vino blanco, muy seguido por la cerveza y el vino rojo con 17% y 15%, respectivamente. Las copas de Whisky también suelen acaparar presencia con un 13% y el vino espumoso y los cocktail tienen una aparición más residual con menos de un 10%.

Duff es la marca de alcohol que más encontramos en la tele. Curioso cuanto menos porque es la única ficticia, al contrario que JB, Jack Daniel´s, Smirnoff o Bombay Sapphire, otras marcas que siguen a la cerveza de Springfield, pero que seguro les ha salido bastante más cara la publicidad.

Por supuesto cada serie sigue unos patrones distintos en cuanto al alcohol. En Parks & Recreation se ingieren 546 bebidas alcohólicas, unas 6,5 de media por episodio, las cuales están muy repartidas entre cerveza y todo tipo de vinos. Mucha menos variedad hay desde luego en Mad Men, donde predomina el Whisky y donde se beben unas 11 copas de media por episodio con una graduación de 37%, casi nada. Vino, ya sea blanco, tinto o espumoso, pero dale vino a los personajes de Frasier, donde han consumido 374 unidades, unas 2 por episodio. También vemos unas 2 copas de vino por episodio en Friends, donde igualmente son muy de la bebida de la uva. En Juego de Tronos beben 3 unidades de media, pero claro, ¡un cáliz de vino es equivalente a dos copas!

Se encuentra una relación entre edad y consumo de alcohol de los personajes analizados. Así la palma se la lleva Leslie Knope, de Parks & Recreation, con casi 80 bebidas con unos 45 años de edad. Le siguen de cerca Don Draper y Carrie Bradshaw con unos 35-40 años y 40-50 copas. Las más jóvenes, Hannah Horvath Monica de Friends, son justo las que menos consumen.

A Karen Walker le dibujan como adicta al alcohol en Will&Grace, pero la realidad es que es el personaje que menos alcohol consume de los analizados, solo 1 unidad de media por capítulo. Dicen que "Sin tele y sin cerveza Homer pierde la cabeza". Pero lo cierto es que no la pierde tanto como pensamos, o al menos lo hace menos que otros personajes porque Homer Simpson es el segundo personaje más sano de los analizados con 2 cervezas por episodio. 16 cálices de vino se bebió Tyrion Lannister en la primera temporada de Juego de Tronos, lo que le coloca en un punto intermedio entre nuestros personajes; bien es cierto que la cantidad de vino de cada cáliz y su enanismo no ayudan. Frasier disfruta con el vino, pero sigue dentro de los valores indicados con una media de 2 por episodio.

Pero si algo podemos sacar en claro de todo este análisis es que Leslie Knope tiene un auténtico problema con la bebida, porque las 7 unidades que ingiere por episodio superan por mucho las 14 recomendadas a la semana por el NHS, el Sistema Nacional de Salud Inglés. Y es que el alcohol, como todo en esta vida, debe ser consumido con moderación.